Política 2.0

Llegados a este punto de proximidad con las elecciones a uno se le pone la sangre a hervir y no puede pensar en otra cosa que no sean campañas, candidatos y demás (efectivamente, soy un pesado).

Sin embargo en esta ocasión hay un elemento que hasta ahora no me había interesado demasiado, y que ahora me apasiona de forma extrema, y es la forma en que la política afronta su presencia en la Red. En estos últimos años hemos visto el despliegue definitivo de algunos elementos que no nos van a abandonar en mucho tiempo y que los partidos están esforzándose en adaptar poco a poco para elaborar y difundir su mensaje: los blogs, el marketing viral, el efecto “digg” o “menéame”, la web 2.0, son solo algunos de los conceptos que hemos ido aprendiendo y que hay que ir adaptando a nuestras formas de pensar la política.

De cualquier forma, hay dos formas bien diferenciadas de plantearse todo esto. Por un lado están aquellos que piensan en la Red de una forma todavía hostil: Internet les parece un mundo complicado, poblado por un montón de frikies que no votan, donde es complejo evaluar el impacto de los mensajes que difundes y donde no merece la pena gastar demasiados recursos ni imaginación. Los responsables de campaña que piensan así se preocupan tan sólo por tener una web aseadita para su candidato de turno, sin que sus visitantes tengan la posibilidad de interactuar, y con textos preparados por el último colaborador en llegar, que se preocupa de actualizarla un par de veces a la semana. Los errores en este sentido se dejan ver todavía entre los personajes más destacados, y están resumidos en comportamientos como los que recogía Enrique Dans hace unos meses acerca de la participación de Nicolas Sarkozy en un evento genuinamente bloguero.

Frente a estos últimos están los que ven en la web un recurso inmensamente rico, con infinitas posibilidades y sobre todo, con la tremenda ventaja que supone posibilitar el contacto de tú a tú entre el político y el ciudadano. Son las nuevas formas de hacer política, lo que el propio Enrique Dans llama muy acertadamente “Política 2.0”, en la que ya no existe esa relación unidireccional entre el político y sus electores, sino que se crean instrumentos de participación que relacionen a ambos. Se trata de que el ciudadano diga y proponga, y el político escuche y asuma. Justamente al contrario de lo que ha venido ocurriendo hasta ahora.

En este sentido, España ya tiene algunas primeras muestras de cómo se pueden ir haciendo las cosas, aquí, aquí, o aquí (siento la poca variedad, son los ejemplos que conozco 😉 . Aunque todavía tienen poco que ver con algunas maravillas que desde hace tiempo están sacudiendo la web política, como la campaña de Barack Obama, o las páginas de los laboristas británicos, o la propia “Désir’s d’avenir” de Ségolène……

Continuará…..

Anuncios

  1. Te apunto otra novedad, la candidata a la Alcaldía de Oviedo ha abierto una oficina en Second Life (http://www.palomasainz2007.com/blog/2007/03/28/second-life/)

  2. Jejejeje, genial,esta misma mañana hablábamos de poner a MI en Second Life…. Pero me parece que va a ser que no ¿no crees?

  3. Estaba leyendo tu post y pensaba lo mismo que Guillermo, Paloma Sainz y Second Life…, cuando lo leí en la oficina me reí un rato, pero pensándolo mejor…¿por qué no?
    Si haces campaña en el mundo real, porque no hacerla en el virtual donde también se vive, se aprende y se negocia?
    Conozco a más de uno, dos y tres que tienen su empresa, sus academias… manteniendo relaciones de todo tipo en Second Life. Si tenemos otro medio, ¿por qué no utilizarlo?
    Es el momento de la Web 2.0, donde todo se comparte, entonces la Política 2.0 sigue el mismo argumento… y mira que a Enrique Dans no le tengo mucho Amor 2.0 😉

  4. No conozco el mundo second life (bastante tengo con la first), pero hoy a Paloma Sainz la han entrevistado en la Ventana sólo por eso.

  5. Bueno, os habéis adelantado a algunas cosas que quería comentar en el post de “continuación”. Second Life ha aparecido en las campañas de las presidenciales norteamericanas y francesas. Aunque está siendo noticia más por los sucesivos intentos de boicotear virtualmente los sitios que por otra cosa. De cualquier forma es interesante que la política se empiece a plantear que tiene que estar en aquellos sitios en los que está la gente y no al revés.
    Willy, yo tampoco he tenido casi ocasión de enredar en Second Life. Bueno, me registré y empecé a ver aquello pero poco más. Igual podíamos hacer un día una probatina colectiva….
    Isbl, siento que no compartas el interés por Enrique Dans. Es verdad que a veces es un poco petulante (y que tiene cosas como escribir en Libertad Digital), pero por otro lado suele tener la capacidad de adelantarse a muchas cosas de las que ocurren en la Red.

  6. Es cierto que se adelanta a muchas cosas, y sabe mucho, siempre le leo, pero no me cae simpático, quizá sea por que peca de pedantillo. Pero lo justo es justo, sabe mucho 🙂

  7. Hi, my sites:f028d42a4fadafa105fd87068611e6fb

  1. 1 La web política en Aragón « davicius

    […] in Política, Tecnología Empecé a escribir este post hace unos días, al hacer referencia a la Política 2.0, que entiendo yo es la única forma de hacer verdadera política a medio y largo plazo. Ya veíamos […]




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: