Política en red….

En España andamos buscando nuevas formas de ponerle puertas al campo inventando medidas anti-P2P, anunciando leyes contra la descarga de contenidos en Internet, financiando campañas que son ridiculizadas sistemáticamente, al tiempo que seguimos estancados en el ranking de penetración de las TIC en la sociedad.

Las escasas iniciativas que surgen para cambiar en algo la situación se encuentran la mayor parte de las veces con trabas, y lo que es peor, con el desconocimiento de algunos de nuestros políticos, para los cuales estas cuestiones no parecen tener la suficiente importancia como para molestarse al menos en informarse antes de decir lo que dicen.

En Estados Unidos el nuevo presidente ha alcanzado la Casa Blanca gracias al boca a boca que proporciona la Red, y que su equipo explotó de forma magistral durante la última campaña electoral. No sólo generó más ingresos que ningún otro candidato, algo básico en Estados Unidos para asegurarse la elección, sino que lo hizo además nutriéndose sobre todo de pequeñas donaciones recibidas mediante Internet, lo que le ha permitido anunciar su intención de poner fin a la tremenda infuencia que los lobbys y grandes empresas ejercen sobre la administración norteamericana.

La anécdota del interés de mantener el uso de la Blackberry durante el mandato presidencial ilustra perfectamente la importancia que Obama otorga al contacto con los ciudadanos, y la forma en que la tecnología puede permitirle estar al día con la realidad de sus “fellow citizens“.

En este sentido, en O’Reilly Radar se preguntan qué va a significar eso de ser el Presidente de Internet, al igual que Franklin D. Roosvelt lo fue de la radio, y J. F. Kennedy de la televisión.

Para empezar, la era de Internet en la política está basada en un cambio fundamental. Se acabó el hablar por hablar; se acabarón los discursos vacíos sin posibilidad de réplica; se acabaron los bustos parlantes en la televisión. Ha llegado la hora de escuchar y dar paso a las redes sociales que influirán con su opinión porque son grupos organizados que comparten una serie de intereses comunes, que tienen acceso a gran cantidad de información que circula en un sentido y en otro sin censuras ni cortapisas, y sobre todo, que tienen un canal propio a través del cual se pueden expresar. Eso obliga a la nueva generación de políticos a, por primera vez en la historia, estar permanentemente atentos a lo que dicen los ciudadanos.

Escuchar en lugar de hablar. Esa parece ser la primera consigna de los nuevos tiempos…..

Anuncios

  1. Mercedeitor

    Pues resulta que Ségolène (después de fumarse la moqueta, se supone) anda por aquí diciendo que Obama le copió a ella la campaña (el uso de Internet, los debates participativos…)
    JAJAJAJAJAJAJA

    Besos desde París y enhorabuena por tu blog

  2. Jajajajaa, pero no me negarás que sigue siendo irresistible……. 😉




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: