Desengañados con los políticos.

En las últimas semanas he topado con diversas alusiones a la decepción que muchas personas sienten por la política. Supongo que la crisis económica y la imposibilidad de combatirla, unido a los diversos episodios de corrupción y espionaje, así como la habitual bronca mediática entre el PP y el PSOE, están comenzando a desbordar el vaso de la paciencia de los ciudadanos.

No hay más que atender a las opiniones en los foros de los periódicos, los comentarios en las redes sociales, los blogs, o simplemente las charlas en los cafés, para darnos cuenta de que en estos momentos los políticos constituyen el sector profesional menos valorado de la sociedad.

Es cierto que no ayudan las acciones de los propios políticos, cuya tendencia a la grandiosidad y a los gastos suntuosos resulta ofensiva para los ciudadanos, que bastante tienen con llegar a fin de mes.

No lo es menos que existe una degradación entre aquellos que se dedican a la política, un oficio que salvo excepciones, no está tan magníficamente pagado como nos quieren hacer ver en algunos medios de comunicación. Esto último hace que no siempre los mejores se dediquen a ella, o que los que tienen menos escrúpulos busquen un complemento ilegal a su salario.

Yo quiero seguir pensando que la mayor parte de los políticos se dedican a ello por vocación, que hacen su trabajo de forma muchas veces anónima, sin estar a la luz de los medios, y haciendo que las cosas funcionen de una forma razonablemente correcta. Y sobre todo que los corruptos existen entre todas y cada una de las profesiones que seamos capaces de imaginar; y al igual que existen políticos corruptos, podemos encontrar jueces, periodistas, médicos, profesores universitarios, curas, oficinistas o fontaneros corruptos.

Otra cosa. No soporto la condescendencia con la que se habla de la política por parte de algunos sectores de la empresa privada, como si ésta permaneciera ajena a la corrupción. Sólo hay que recordar que en todos y cada uno de los escándalos político-económicos de los últimos años ha habido siempre un empresario vinculado al mismo; o que España es uno de los países donde más economía sumergida existe, por no hablar del recurso habitual de las grandes corporaciones a la evasión de capitales en paraisos fiscales de todo el mundo.

Anuncios

  1. Bocacalle de la de Fuenclara. Dice la tradición que había un casino y por allí deambulaban los desplumados, de ahí el desengaño.
    En cuanto a la política, se desengañan los que todo lo fian a los demás.Esos son los desengañados, los que se creen todo lo que se dice, sin analizar cada una de las frases de los demás. ¿Quien es capaz de con un salario, no evaluar el riesgo de una hipoteca facil? El que sin preocupación se ha metido en la deuda, ahora espera que sean los políticos los que le saquen de ella.
    También, y eso si que es vergonzoso que de seiscientos representantes del pueblo español, solo treinta y algunos tengan dedicación exclusiva a la política.
    Si los ejemplos que nos difunden son esos diputados que además de su salario como políticos se dedican a acumular devengos por todas las partes, como la gente ha de confiar en los políticos, si además del estereotipo proporcionado por los medios, se carece de la capacidad del análisis, está situación es la que produce el desengaño.
    Desengaño que cuando llega el momento de ajustar cuentas con ellos, siguen ostentando la representación de los demás, ya que nadie es capaz de castigarlos con el voto. Sobre todo en los pueblos, que es donde mayores oportunidades haY PARA EL DESENGAÑO.




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: