Algunos de los que se forraron con el boom inmobiliario

Imagínense una gran empresa constructora con miles de empleados y cientos de millones de euros de beneficios anuales. Esa empresa es una de las grandes del país. Tiene proyectos en medio mundo; construye puentes, túneles, grandes edificios de los mejores arquitectos, y algunas viviendas que van a parar a las manos de unos cuantos miles de familias que piensan que el dinero que pagan por su residencia va a corresponderse con una construcción de primera calidad, tal y como esa empresa se ha encargado de venderles en sus estudiados anuncios.

Esas familias tienen que ir aportando dinero durante varios años mediante una entrada y en forma de letras mientras el edificio está siendo construido. El constructor les explica que si tarda tanto tiempo es porque se trata de una vivienda de primera, y evidentemente, no se puede hacer un edificio de esas características en cuatro días.

Cuando llega el momento de la entrega de las llaves cada uno de los nuevos propietarios tiene que hacerse acreedor de un préstamo hipotecario que como poco les mantendrá atados a su banco hasta que estén próximos a la edad de la jubilación, pero bueno, piensan, merece la pena a cambio de tener la casa de nuestros sueños, un piso con los últimos avances tecnológicos, construido con los mejores materiales y por los mejores constructores….., una casa para toda la vida, dicen.

Inmediatamente después  de fimar las escrituras lo primero que hacen es, por supuesto, acudir directamente al piso. Cuando uno adquiere un producto, normalmente quien se lo vende procura que tenga el mejor aspecto. Uno no se imagina adquirir un coche recién salido de fábrica y encontrarlo con rayaduras en la pintura, manchas de grasa en los asientos, migas de pan en las alfombrillas o cristales rotos en los retrovisores. Por eso, cuando nuestros compradores abren por vez primera la puerta de su nuevo hogar no pueden evitar cierta decepción cuando se encuentran los suelos llenos de polvo, los muebles de la cocina sin montar, las baldosas del baño sucias, y restos de serrín por toda la casa. Sin embargo, y como no hay nada más emocionante que estrenar una casa nueva, deciden obviar todo lo anterior, limpiar ellos mismos la vivienda y esperar pacientemente a que alguien venga a montarles los muebles que faltan.

Pasan tres meses. Nuestros amigos ya han trasladado todas sus cosas a su nuevo hogar y llevan todo ese tiempo llamando una y otra vez a la empresa constructora para que alguien les venga a colocar esa puerta “que no llegó bien y que en unos pocos días les colocaremos”. En ese tiempo, sin embargo, han podido comprobar que lo que en un principio eran solo pequeños olvidos en la limpieza del edificio, se ha convertido en un montón de desperfectos en todas y cada una de las habitaciones de la nueva casa. Las tablas del flamante parquet se separan sistemáticamente dejando ver profundas rajas en el suelo; las baldosas de las paredes de los baños tienen una misteriosa capa de pegote consistente que resulta casi imposible limpiar; las baldosas del suelo aparecen llenas de unos extraños lamparones que ni el mejor de los productos de limpieza del mercado consigue arrancar; la ducha carece de desnivel, por lo que el agua, obedeciendo a la maldita dinámica de fluidos, tiene la manía de esparcirse por todo el baño todas y cada una de las mañanas; los armarios empotrados acostumbran a salirse de sus encajes y resulta poco menos que hercúleo volver a colocarlos en sus raíles; los grifos del agua están invertidos y donde pone caliente sale fría, y viceversa; el suelo de la terraza fue colocado seguramente después de un día de juerga, así que alguien olvidó que dejar una hondonada en una zona inundable resulta sumamente arriesgado; en las paredes y techos parece haber actuado el único albañil con Parkinson del país, por lo que ambas no pueden estar peor rematadas; las puertas resultan ser de la peor calidad, así que el más mínimo roce las descascarilla; los agujeros para los enchufes están hechos sin tener en cuenta la pletina que iba a ser colocada, así que en varios de ellos se observa un rendija en la pared que ha sido rellenada de forma chapucera con yeso….

Lo cierto es que cada día que pasa aparece un nuevo desperfecto, de forma que lo que en un principio resultaba tolerable, termina por hacerse molesto primero, e indignante después. Por si fuera poco, nuestros sufridos propietarios cayeron en la más absoluta indignación cuando ayer, tras apoyarse ligeramente en un radiador de casi cien kilos, éste se desplomó sobre el suelo levantando una tremenda polvareda por toda la habitación. Increíblemente ;-), los cuatro taquitos del seis colocados de aquellas maneras, habían resultado insuficientes para sostener el peso del radiador de hierro fundido y el de una mano apoyada de forma despistada sobre él……

En la constructora ya han recibido varias quejas de nuestros amigos y de algunos de sus vecinos: cartas, faxes, burofaxes y correos electrónicos parecen no hacer mella en la desvergüenza de los responsables de la gran corporación que, año tras año seguirá incrementando sus beneficios a costa de pardillos como nuestros amigos de más arriba, y que hacen caso omiso de las quejas de sus clientes, los mismos que cumplieron con todos y cada unos de los compromisos de pago fijados por la constructora.

SACYR VALLEHERMOSO es una compañía constructora con sede en España. Es la segunda empresa del sector más grande del país y la cuarta del mundo, con unas cifras de negocio en 2007 de 5.760 millones de euros. Su beneficio neto del pasado ejercicio fue de 946 millones de euros.

El Presidente del grupo Sacyr Vallhermoso es Luis Fernando del Rivero Asensio.

Anuncios

  1. Juan

    Bueno, ¿Y el seguro decenal qué dice de esto?

  2. De verdad, que sinvergüenzas. Eso si, esta gente no tiene nunca reparos morales a la hora de cobrar millonadas por hacer una porquería de trabajo, o directamente estafar como en este caso.

    • Beca Sipermo

      Yo puedo decir por experiencia que vallehermoso será la 2 mas grande, pero la 1ª en chapucerias!!!!menuda casa me han entregado…humedades en paredes donde cada vez que llueve tengo un cascada de agua que baja desde la terraza al salon pasando por el baño…la puerta de entrada no cierra…arañazos en todas la puertas, radiadores, tarima…suelo de marmol sin pulir…y podria estar asi durante 1 dia!!
      Y lo peor de todo es que desde hace 6 meses que me la entregaron todavia sigo sin poder irme a vivir porque no me lo han arreglado!!!!!!UNA AUTENTICA VERGUENZA!!!TENDRIAN QUE PONER ALGUN TIPO DE LEY RAPIDA QUE SANCIONE TODAS ESTAS COSAS!!!ASI ES UNA VERGÜENZA TOTAL!!!!!!!!!

  3. stakhanov

    gracias por los datos, ahora tenemos que ir a matarles y que vomiten el sudor que han quitado a los trabajadores.

  1. 1 Noticias de economía Algunos de los que se forraron con el boom inmobiliario « davicius la Economía en el mundo Algunos de los que se forraron con el boom inmobiliario « davicius

    […] millones de euros. Su beneficio neto del pasado ejercicio fue de 946 millones de euros. …Leer la noticia completaAlgunos de los que se forraron con el boom inmobiliario « […]




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: