Estados fallidos

Como para casi todo en este mundo, existe también una lista de estados fallidos, elaborada por la Fundación para la Paz y la revista Foreign Policy, que analiza aquellas naciones con estado en las “el gobierno central tiene poco control práctico sobre su territorio“, es decir, aquellas en las que existen elementos que cuestionan la capacidad de control del estado, además de algunos otros factores como las continuadas dificultades económicas, la existencia de fenomenos masivos de emigración o refugiados, el deterioro  de los servicios públicos o el riesgo de intervención de otros estados o de élites alternativas al gobierno.

Pensaba en ello al tener noticia de los devastadores efectos del terremoto en Haití, uno de los estados fijos en esta lista que se publica desde 2005, y en la que aparece habitualmente acompañado de otros países como Somalia, Zimbabwe, Sudán, Chad o la República Democrática del Congo, todos ellos con convulsiones internas permanentes desde su fundación tras la descolonización, acompañados por otros como Iraq o Afganistán, en los que la intervención de Estados Unidos ha provocado la desaparición de cualquier instrumento de control sobre esos territorios.

Pero lo que me parecía más terrible es la conclusión a la que llegaba después de analizar (quizás demasiado frivolamente, puede ser) el futuro de todos esos países que encabezan la lista, y es que no solo son estados fallidos, sino que parecen estar condenados a ser “estados inviables”, es decir, estados en los que nunca, por determinadas razones, van a existir las condiciones necesarias para dar fin a la complicada situación en la que se encuentran.

Una vez más pensaba en Haití para llegar a esa conclusión: un país compuesto por diez millones de habitantes que curiosamente es el segundo más antiguo de toda América, por detrás tan solo de Estados Unidos, pero que a lo largo de sus más de dos siglos de existencia se ha mostrado incapaz de salir adelante, de forma que su población parece predestinada a vivir en la más absoluta miseria o a escapar hacia otros países.

Haití sufrió la ocupación norteamericana desde 1915 a 1934 a consecuencia de su inestabilidad; ha tenido diez cambios de gobierno en los últimos 20 años; ha experimentado dictaduras, golpes de estado, revoluciones y continuas convulsiones durante todo el siglo XX; ocupa el lugar 148, uno de los últimos, en el índice de desarrollo humano que elabora anualmente la ONU; la mayor parte de su población activa se dedica a la agricultura, pero el territorio está prácticamente esquilmado a consecuencia de la deforestación; y por si fuera poco carece de otros recursos naturales y hasta de agua potable suficiente para abastecer con holgura a su población. Para mayor “inri” el 80% de los ciudadanos que han alcanzado un nivel educativo elevado ha emigrado, por lo que existe una auténtica ausencia de profesionales que se puedan encargar de sacar adelante el país.

A todo ello se le unen unas condiciones geográficas imposibles: en el centro de la zona de influencia de los huracanes que año tras año devastan diversas zonas del Atlántico, y justo en el borde superior  de la placa tectónica del Caribe, lo que equivale a estar en permanente riesgo de sufrir un terremoto como el que anteayer sacudió la isla provocando la destrucción de Puerto Príncipe y la muerte de decenas de miles de personas.

Es por ello que resulta complicado pensar que países como Haití, como Somalia o Afganistán, con situaciones políticas muy complejas, pero ubicados además en entornos geográficos realmente difíciles, puedan dejar de encabezar, año tras año, esa lista maldita de estados fallidos.

Anuncios

  1. También hay muy poca voluntad por parte de las potencias para que dejen de serlo…

    • Sinceramente, no creo que no se hagan esfuerzos para que países como Haití dejen de estar en la situación en la que se encuentran. ¿Que son insuficientes? Posiblemente. ¿Que la ayuda que se ofrece no se plantea de la forma adecuada? Seguramente. Pero te puedo asegurar que sí que se destinan recursos para intentar al menos parchear su situación. Solo un ejemplo, el Ayuntamiento de Zaragoza tiene un proyecto de cooperación con Haití para construir y dotar un centro educativo para niños. Pues bien, es la segunda vez que queda destruido. El primero desapareció tras una de las periódicas inundaciones que asolan el país, y el segundo, en el terremoto de la semana pasada…..
      Con esto no quiero decir que no haya que ayudar, ni muchísimo menos, pero sí que por mucha ayuda que se preste, parece que hay algunos países que están presdestinados a no poder salir adelante, lo cual es una desgracia mucho mayor…..

  2. Te dejas algunos puntos a analizar que yo creo que son importantes.
    Haití tiene un problema de base que es el que en mi modesta opinión ha lastrado su subdesarrollo y sus gravísimos problemas.
    Haití es un país formado en sus orígenes por esclavos traídos para las plantaciones con las que se arrasó forestalmente el país, una superpoblación “necesaria” añl principio.
    Haiti, como tu bien dices es un estado antiguo, pero es más que eso, fue el primer estado de mayoría negra en conseguir su independencia, por lo que hubo cierto celo de las potencias de entonces en dinamitar los esfuerzos de autogobierno, como si hubiera que impedir que pudieran demostrar que “un puñado de esclavos” pudieran sacar adelante un país”…
    Las dictaduras, los enfrentamientos y la pobreza miserables son una rueda que viene sola cuando escasean los recursos…
    Es difícil sacar a un país adelante, y sus condiciones geográficas son complejas, pero Japón por poner un ejemplo al otro lado del universo infinito… está en zona de terremotos, y superpoblado….
    En todo caso, estoy de acuerdo contigo en que conseguir que un país del tercer mundo, suba de división parece una utopía irrealizable, pero hay que intentarlo… yo, que conocía un poquito la realidad de Haiti antes del terremoto, gracias a una amiga que trabajaba ahí, reconozco que lo primero que pensé cuando escuché el seismo fue: “Lo siento infinitamente por todas las víctimas, pero al fin, Haití será el centro del mundo aunque sea por unos días…. necesitan que tomemos conciencia de su situación y que de una vez, internacionalmente se haga algo efectivo…”. Veremos.
    Un abrazo David.

    • Sí, sí, por supuesto todo lo que dices es así. Todo el que haya leído (o estudiado 😉 un poco de historia de América sabe que esa es la realidad. También habría que matizar algunas cosas, como por ejemplo que los primeros gobiernos de Haití tras la independencia, y precisamente por el pasado como territorio colonizado y esclavizado, fueron absolutamente contrarios a cualquier tipo de intercambio económico con las potencias europeas, lo que redundó en su aislamiento.
      Pero no me quería referir a eso. Sabía cuando escribí lo anterior que podía ser malinterpretado. No es mi intención culpar a los propios haitianos de su desgracia, sino simplemente reflexionar acerca de lo tremendamente difícil que resulta que cualquier país en las condiciones de Haití (pero me podría haber referido a Somalia, Chad o la R. D. del COngo) salgan de esa situación en la que están. Evidentemente su realidad es fruto de su historia como países, y normalmente ésta tiene que ver con su pasado colonial, pero a veces corremos el riesgo de contentarnos con decir eso y no pensar la forma en la que pueden salir adelante. Son países en los que la corrupción, la falta de democracia, la pobreza, la ausencia de cualquier tipo de infraestructura y el escaso peso de las instituciones de gobierno prácticamente imposibilitan que puedan salir adelante…..
      Pero vaya, esto es para hablarlo delante de un café…… 😉 Abrazos




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: