Archive for the ‘Por fin es viernes’ Category

Uno no había ni siquiera nacido cuando Módulos publicó esta estupenda canción que, si no me he informado mal (vía La Ventana) fue un auténtico bombazo en 1971, año de su publicación. Los admiradores entusiastas de los primeros discos de El Último de la Fila, como este que suscribe, encontrarán en Pepe Robles al auténtico inspirador de Manolo García en “Cuando la pobreza entra por la puerta el amor salta por la ventana” o “Enemigos de lo ajeno” . Imprescindible escucharla al menos una vez.

Anuncios

Tentado estaba de dedicar el “Por fin es viernes” de la semana a la Internacional, aprovechando esta escena de “Rojos“, la estupenda película de Warren Beatty, después de toda la polémica semanal y de todos los ataques de la carcundia hispana tras el acto de Rodiezmo.

Sin embargo, para no machacar a mis escasísimos suscriptores y lectores he decidido contener mis iniciales intenciones y poner algo mucho más animado…

Badly Drawn Boy compuso la banda sonora de “Un niño grande” en 2002, y entre todos los temas de la película me quedo sin lugar a dudas con “A minor incident“, cuya letra no es otra cosa que la nota de suicidio que uno de los personajes le deja a su hijo.

Cómo ya decía, algo mucho más animado para este fin de semana preotoñal…..

Siguiendo con la nostálgica recuperación de los años 80 de la semana pasada…

Es raro encontrar una banda de música que  se muestre comprometida con la política. Habitualmente hay artistas que a título individual se suman a determinadas campañas de políticos, tal y como ocurrió con Obama en las últimas elecciones norteamericanas, o con Zapatero en las elecciones generales del año pasado.

Lo verdaderamente inusual es que un grupo haga de la política su sentido, y que las letras de sus canciones se dediquen a temas de actualidad: desde la globalización, a la violencia en las calles, el racismo, o la lucha por los derechos humanos.

Es por ello que “Rage against the machine” resulta tan especial, además de que, como dice una de sus canciones más conocidas, escucharlos es similar a la experiencia de recibir un disparo en la cabeza…..

Bueno, uno no puede negar su admiración por Sharleen Spiteri……, incluso cuando se disfraza de Elvis 🙂

En un arranque de debilidad, me sorprendí a mi mismo hace unos días haciendo zapping delante de la televisión. Ni que decir tiene que me duró apenas 10 minutos (no, tampoco me quedé a ver uno de los documentales de la 2), entre otras cosas porque mi ocio audiovisual, que sigue existiendo, transita más por lo que se puede disfrutar a través de las perniciosas posibilidades que el ministro Molina quiere poner fuera de la ley, que por la oferta tradicional, cada vez más alejada de mis intereses.

A lo que iba. En eses instantes de pérdida momentánea del juicio aterricé en un estúpido programa que consistía en decidir, por eliminación, la mejor música clasificada por décadas. Ya ni recuerdo qué escuché, pero sí que si tuviera que elegir diez años de música para llevarme a una isla desierta me quedaría con la montaña de increíbles bandas de los 80. Y para muestra, este “Blue Monday” de los maravillosos New Order.

The Hives, otra de esas bandas suecas que en los últimos años han ido apareciendo con fenomenales canciones…..

Partamos de una cosa: Alicia Keys me aburre soberanamente, pero me encantan los White Stripes, y adoro las películas de James Bond (sobre todo aquellas en las que Sean Connery llenaba él solito la pantalla).  “Quantum of solace” me pareció un rollazo espantoso, de lo peor de toda la saga (y mira que hay algunas que son realmente malas), pero la canción que se marcaron la señorita Keys y Jack White es para quitarse el sombrero….

Jackson Brown (uno más de los artistas descubiertos gracias a Nick Hornby) editó “Late for the sky” en 1974. El primer corte es esta maravillosa balada que da nombre al disco, y que puede ser escuchada en este vídeo grabado durante una actuación en directo junto a David Lindlay.

Recuerdo los sábados por la tarde, antes de irnos a una de esas interminables juergas en que consistían los fines de semana de finales de los 80 y comienzos de los 90, porque emitían un programa de televisión en el que aparecían vídeos musicales de los grupos de moda.

Pues bien, en una de esas tardes apareció Wendy James al frente de Transvisión Vamp, y por supuesto, se convirtió inmediatamente en el oscuro objeto de deseo de todos nosotros, postadolescentes de primera generación.

Hoy, con casi 45 años, Wendy James sigue cantando y lidera otro grupo, Racine, que quizás escuchemos en los próximos tiempos…..

Después de estar cuatro días escuchando a todas horas el último disco de “!!!“, seguramente la banda con el nombre más impronunciable de la historia, puedo afirmar sin temor a dudas que estos tipos son realmente buenos….. Y si no, compruébenlo….

Y por cierto, parece ser que se pronuncia “chk, chk, chk”, que a mi se me antoja igual de difícil, la verdad……

Descubrimiento reciente gracias al imprescindible Deezer. Y no se puede negar que Andrew Bird tiene un parecido razonable con David Byrne…..

Como dice Moby, todos estamos hechos de estrellas…..

Pues como siempre, que lo disfruten…..

Anda que si Thompson levantara la cabeza…..